Querías conocer mujeres reales y ya lo has hecho. ¿Ahora qué?

Eso, ¿Y ahora qué? Ligar gracias a la mejor página de contactos esporádicos de España es muy fácil. Lo difícil es mantener la relación una vez ha empezado.

La vida es lo que te pasa mientras planeas otras cosas, dijo John Lennon. Así pues, puede que estés tratando de tener relaciones íntimas con el mayor número de hombres o mujeres (o ambos) posible y, un buen día, das con la persona de tus sueños.

A veces se es correspondido y a veces no. Otras, la persona a conquistar no lo tiene muy claro.

En ese caso, permítenos darte algún consejo desde la redacción de Amigos Con Derechos.

Razones para la indecisión.

Las mujeres desean tener relaciones sexuales y amorosas tanto como los hombres, pero muchas veces hay creencias limitantes que les impiden realizar sus deseos.

Otras son, simplemente, cuestiones de pura lógica. Veamos los tres principales motivos para la indecisión de una mujer que está apuntada a Amigos con Derechos.

  1. Declaración apresurada.  Este es un error clásico. Sucede cuando verbalizas tu amor por alguien demasiado pronto. El amor pone un filtro delante de los ojos que te impide ver con claridad muchas situaciones, especialmente en lo referente a la persona amada. Y te faltan experiencias con ella. Los flechazos instantáneos no existen excepto en las películas hollywoodienses. Y ella lo sabe.
  2. Poca atracción. Así de claro. No es lo mismo quedar una noche en un hotel para tener una aventura fuera del matrimonio, que comprometerte con alguien. Puede que sea tu físico o tu personalidad, pero el caso es que a veces quiere estar contigo y a veces no. Es una barrera natural.
  3. Factores externos.  Puede que la persona amada tenga novio. Puede que la vayan a trasladar a Groenlandia por su trabajo, puede que su familia sea más importante que su propia felicidad y no les caigas bien, puede que prefiera tener sexo esporádico con diferentes (por algo se apuntó a Amigos con Derechos) parejas…Factores externos hay cientos.

Pues bien, Amigos Con Derechos tiene un blog para ayudar a la gente en este tipo de situaciones, entre otras.

¿Que tengo que hacer para que una persona decida estar conmigo?

Hay muchas palabras sinónimas de ligar: “seducir, atraer, cautivar, embobar, enamorar, encandilar, galantear, fascinar, encantar, ilusionar, prendar, conquistar, entusiasmar, persuadir, hechizar, halagar, tentar, embelesar, interesar, agradar, amar , pretender , querer, camelar”.

¿Por qué? Pues porque el español (tanto el idioma como la persona) es altamente pasional. Está en nuestro carácter como pueblo. De ahí el cliché latin lover.

Los clichés son clichés por algo.

Así que ya es hora que hagas honor a la fama que tienes, al menos, en el resto del mundo.

Unos cuantos consejos:

1. No te fijes en una mujer en concreto.

No te enamores de una persona con ciertas características. Piensa lo que buscas en una mujer y empieza a conocer gente con esas cualidades.  Así evitas obsesionarte con alguien en concreto mientras buscas a la mujer que cumpla todas y cada una de tus expectativas.  Amigos Con Derechos es la página perfecta para hacer esto.

2. Avanza despacio.  

Vale, ya has conocido a varias mujeres que cumplen tus expectativas. De hecho, hay una que te interesa muchísimo. No dejas de pensar en ella. Quieres quedar, mandarle mensajes a todas horas por nuestra web de contactos, conseguir su Whatsapp. Pues tenlo claro: o estás muy seguro que vuestras relaciones sexuales en el hotel fueron las mejores de la historia de la humanidad o ve despacio. Primero tened varias citas y que no sean todas sexuales. Hay vida más allá del orgasmo. Ve al cine, haz cosas que harían dos amigos. Y hazla reír. Por encima de todo, que se ría mucho. Una última cosa: no empieces la casa por el tejado. No te declares demasiado pronto o la espantarás. Deja que las cosas fluyan.

3. Pedir permiso es infantil.

Los besos no se piden, se roban. A no ser que tengas catorce años no le preguntas a nadie si quiere salir contigo. No hagas eso, jamás. Tus acciones tienen que ser respetuosas y has de saber leer entre líneas para ello, pero no pidas permiso. Ve poco a poco, siempre dando pequeños pasos. Pero si le das la opción a verbalizar un “no” tienes más posibilidades de fracasar.

Amigos con Derechos no hace apología del abuso. Un no siempre es un no. Recuérdalo. Hay decenas de páginas que enseñan que muchas veces un no, es un sí. FALSO. A no ser que estés jugando a rol mientras practicas sexo (con lo cual el consentimiento ya se ha dado) un no siempre es un no.  Da igual si lo verbaliza, te quita la mano de su cintura o te hace una cobra real del tamaño de la India. Todo son manifestaciones del no.

4. Cuenta a todo el mundo la clase de persona que buscas.

 Ya sea una persona con un proyecto de vida convergente al tuyo, o que simplemente sea rubia y le guste escalar, o que se pase la vida estudiando como tú. Puedes tener tantas exigencias como quieras, pero ten en cuenta esto: Cuantas  más características busques en una mujer,  más difícil será que la encuentres.  

No es lo mismo buscar morenas liberales con ganas de sexo extra matrimonial, que rubias, altas, delgadas, de ojos azules, pechos grandes, graciosas, inteligentes y que sepan dibujar gatos.

El caso es que verbalices tus deseos a ti mismo y a la gente que conoces. Primero porque te convences a ti mismo de lo que quieres mucho más que si sólo lo piensas y segundo porque estás dando la oportunidad a la gente que te conoce de presentarte al tipo de mujer que estás buscando cuando aparezca en sus vidas.

5. Tienes que estar dispuesto a soltar amarras.

 A veces las cosas no salen como tú esperabas. Otras, nos aferramos a alguien solo por el hecho de que no podemos tenerla y una vez consumamos la conquista desaparece el interés. Eso es, hablando en plata, una putada para la otra persona. Así que tienes que estar dispuesto a dejarla ir.  No solo por ella, sino por ti, por darte la oportunidad de conocer chicas atrevidas (o como sea que te gusten) otra vez.

¿Qué hacer con una mujer encontrada en amigos con derechos y que ya sale contigo?

Enhorabuena. Completaste el registro gratuito en nuestra web de contactos y enseguida empezaste a (vamos a ponerlo difícil) conocer mujeres casadas. Ese es el rollo que te gusta. Ok, ningún ser humano tiene dueño, así que en nuestra web nos parecen perfectas todas las relaciones consentidas, del tipo que sean, entre personas adultas.

Aquí te dejo algunas ideas para pasar el tiempo con una mujer (con las casadas será más difícil, pero no imposible) y que la pasión no decaiga.

1.Probar sus hobbies.  Si te gustan, habéis triunfado. Ella también puede probar los tuyos.

2. Probar un hobbie nuevo juntos.  Si no os gustan las aficiones del otro, seguramente habréis pasado una tarde de risas comprobando lo poco hábiles que sois con el nuevo hobbie. Y si es el caso contrario, si os gusta y se os da bien: ¡a disfrutar!

3. Un viaje largo por carretera.  Podría haber puesto “viaje” y ya está. Pero realmente no conoces a nadie hasta que no pasas días encerrado varias horas al día en el mismo coche. ¿Qué tal un duelo musical mientras veis el horizonte inalcanzable?

4. Callar un rato.  El silencio es el hueco vacío del puzzle que permite que las demás piezas se muevan. Da lugar a la introspección, a pensar ideas. Hacedlo juntos. Existid, estad juntos en silencio. Si necesitáis llenar ese silencio,  mala señal.

5. Cucurrucucú. Acurrucarse frente a la chimenea (o estufa, si no sois tan afortunados) viendo un maratón de vuestra serie preferida es, casi, la segunda mejor cosa que podréis hacer juntos jamás.

6. La libreta del amor. Dejad una libreta en algún lugar frecuentado de la casa y escribid frases positivas sobre la otra persona cada vez que se os ocurra alguna.  Cosas en plan: “Qué guapa estabas esta mañana cuando te has levantado, ojalá no tuviera que ir a trabajar” “Gracias por fregar los platos” “Te quiero de aquí a la Voyager II, que, por cierto, es el objeto creado por el hombre más lejos de la tierra”. Estas cursiladas son la sal de la vida en una relación, y cuando vengan mal dadas siempre podréis recurrir a la libreta para recordaos lo mucho que os queréis y que la  discusión es, simplemente, una estupidez.

7. Hacer algo espontáneo. Haced juntos algo que sea un poco locura  (¿qué tal ir de Valencia a Madrid a comer un cocido como Dios manda?) y veréis que se abre un mundo nuevo e inexplorado de posibilidades. Tampoco forcéis la situación. Si sois de los que os gusta las cosas programadas y con pocas sorpresas no tenéis por qué hacer esto.  ¿Qué tal ir a un club de swingers y lanzaros a una aventura? ¿Qué tal apuntaros como pareja que busca hacer un trío en Amigos con Derechos?

8. Desconectaros.  Escoged un día que sea imposible recibir llamadas de trabajo, avisad a vuestros amigos cercanos y familia para que no se preocupen y apagad el móvil. Tendréis la atención del otro al 100%. Y parece que normalmente es así, pero no. Si hacéis el experimento notaréis la diferencia.

9. Leer el uno al otro. Puede parecer algo decimonónico, pero en realidad es una moda reciente que sale, como casi todas las modas recientes, de Nueva York y sus clubs de lectura especializados. Hay clubs de lectura que tiene actividades fuera de los días reservados para las reuniones, y leer a tu pareja una historia emocionante es una de ellas. Pero has de poner empeño y ciertas dotes interpretativas. Tu voz ya la conoce y no es lo mismo leer las palabras de un rudo cazarrecompensas espacial que de una joven damisela en apuros. Esfuérzate y olvida la vergüenza. Al fin y al cabo ya te ha visto desnudo y con calcetines, ¿no?

—Cariño, quítate los calcetines, haz el favor.

—Está bien, pero se gana tracción, que lo sepas.

10. Tirarse pedos. Sí, has leído bien: tirarse pedos. ¿Y cómo demonios va a afianzar mi relación con alguien tirarme pedos? estarás pensando. Tranquilo, Amigos con Derechos desvela el misterio: Si ya tienes la suficiente confianza con tu pareja para hacer “competís” de pedos, vuestra relación es casi irrompible. Y son bastante divertidas a juzgar por las opiniones sobre esta cuestión en la red.

Si buscas pareja  estable no deberías buscar mujeres casadas

La verdad es que casi todas las cosas de la lista de arriba son muy difíciles de hacer  si encontraste una mujer casada. Así que, una de tres,  o a su marido no le importa, o viaja mucho, o van a divorciarse.

Por otra parte, mucha gente cree que busca algo concreto y luego conoce a alguien y todas sus creencias se  van al traste.

Demasiado a menudo creemos que podemos decidir de quién nos enamoramos y si bien algunas veces lo logramos, otras, es un asunto irracional completamente imposible de controlar.

Como dijo el existencialista Blais Pascal: El corazón tiene razones que la razón no entiende.

¿Quieres entender al sexo opuesto? Pues tienes mucho trabajo por delante. Pero por muchos artículos que leas nunca sabrás como es si no lo experimentas en tus carnes.

Tienes mucho trabajo de campo por delante.

Podrías empezar por unirte gratis a la mayor comunidad de gente liberal de España.

Insisto: sin pagar un euro podrás empezar a seleccionar a los hombres y mujeres que te gusten y empezarás a recibir mensajes de las personas a las que tú les gustas.

Conocer mujeres reales nunca ha sido tan fácil.

¿A qué estás esperando?

Resumen
Querías conocer mujeres reales y ya lo has hecho. ¿Ahora qué?
Título
Querías conocer mujeres reales y ya lo has hecho. ¿Ahora qué?
Descripción
Ligar gracias a la mejor página de contactos esporádicos de España es muy fácil. Lo difícil es mantener la relación una vez ha empezado.
Autor
Copyright ©
Amigos con derechos
Logo

TE RECOMENDAMOS

1 Comentario

  1. Jajajajaja, muy bueno lo de los pedos y muy cierto, la pareja de amigos que conozco que más tiempo llevan jubtos lo hacen a veces y parece como la prueba del algodón, si la psas está todo bien a partir de ahí. Por lo demás me he dicertido, pero no hubiera comentado sin ese apartado ¡buen trabajo!

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo no será publicada.


*